la vida no tiene precio

UCV: CON O SIN FERRARI

Publicado: 2016-09-24

Convertido, lamentablemente, en uno de los dirigentes deportivos más resistidos que se recuerde en Trujillo, la salida de Jean Ferrari de la Universidad Vallejo tampoco debería justificar alegrías en tienda poeta y, menos aún, burlas. Pues, si bien el controvertido gerente se había transformado en una suerte de “enemigo interno” con sus continuos arrebatos que iban desde conflictos con trabajadores, hinchas, recogebolas y futbolistas rivales o de la propia UCV, maltrato a periodistas, agresiones a árbitros o mandatos descabellados (como establecer precios de entradas al estadio Mansiche a 250 soles para un cotejo contra Alianza Lima) que en varios casos derivaron en sanciones a su persona y al club por parte de la ADFP y claro alejamiento del aficionado local a los partidos del cuadro trujillano, su renuncia no asegura el objetivo que la entidad ruega: salvar la categoría.  

Este fin exige decisiones que van más allá de las administrativas y comprometen – aunque suene cansado decirlo- cambios de actitud en una plantilla evidentemente adormecida (“necesitamos menos palabras y más actos” ha repetido el capitán Salomón Libman, decepcionado) y del propio entrenador, Angel Comizzo, quien ya ha tenido tiempo suficiente para enrumbar un barco hace rato a la deriva, al margen de los errores que la directiva haya cometido. En esa línea el reemplazante de Ferrari, el exfutbolista Roberto Palacios, podría inyectar ese envión anímico e inmediato (pues como administrador me genera serias dudas y quiero equivocarme) que el equipo requiere.

Sino, quedan 10 fechas por jugarse y la pendiente está, valgan verdades, muy empinada. Dale, Vallejo.

Hasta la próxima.


Escrito por

orivasplata

Trujillano. Comunicador social y escritor. Viajero, soñador de libertades, becario de la Fundación Nuevo Periodismo de García Márquez.


Publicado en

Letras en desorden

Otro sitio más de Lamula.pe